Mostrar opciones
04/07/2018

ADICAE HA MANTENIDO Y MANTENDRÁ LA ACUSACIÓN POPULAR EN EL PRIMER JUICIO PENAL POR LAS PREFERENTES

La Audiencia Nacional tendrá ahora que decidir sobre la doctrina Botín. ADICAE tiene claro que los delitos están ahí y que hay que defender el interés social. Por eso ve lamentable que se haya tenido que suspender el procedimiento en el juicio de las preferentes de la CAM.

El daño a la economía española, los recortes aplicados por las ayudas que hubo que insuflar a la banca por su deterioro, el perjuicio que causaron a la sociedad española queda impune con esta situación que el Ministerio Fiscal ha propiciado, sin detenerse a considerar el efecto de permisividad que permite que los ladrones de cuello blanco sigan campando a sus anchas ante tribunales y sociedad.

El primer juicio penal que afrontaban los responsables de un fraude económico y social enorme a España, sus ciudadanos, sus consumidores, como fueron las preferentes de la CAM ha quedado disminuido. ADICAE es la única que sigue manteniendo, y mantendrá en un futuro, la acusación popular, para que este gran escándalo no quede impune, según ha manifestado el presidente de la asociación Manuel Pardos. 

La Fiscalía Anticorrupción, aceptando la aplicación de la doctrina Botín, y ejerciendo de abogada de los acusados, ha perdido la oportunidad de sentar un precedente que evite situaciones similares posteriores y que todos los responsables de productos y actuaciones tan tóxicas para los consumidores y la sociedad en general se vayan “de rositas”.

Lógicamente las defensas se han adherido a la posición inexplicable de la Fiscalía: “El Ministerio Fiscal ha adoptado una posición vergonzosa histórica. Es decir, nada menos que aceptar que todo el fraude de las preferentes no tuviera algún reproche penal. Ya lo lamentábamos, no queríamos acusar a la Fiscalía. Queríamos respetar. Pero su retirada es leguleya, arbitraria y sin sentido”. 

Para Pardos, las preferentes son un “inmenso fraude” no conocido ni en España ni en Europa hasta este caso. “Afortunadamente hemos conseguido que, poco a poco, y aún quedan damnificados, poco a poco, hayan tenido que devolver el dinero. Un dinero defraudado, por no decir robado. Lo han tenido que devolver.”, ha declarado en la Audiencia Nacional. 

ADICAE cree que la sociedad española, ante este fraude, merecía y merece una explicación. De ahí la importancia que tiene el juicio que empezaba y ha quedado suspendido “sine die” hoy. “No se les ha condenado por el crimen de verdad que han hecho que es, nada menos, que hundir a las principales cajas de ahorros. Y se les condena por unas tarjetas black, por unas pensiones fabricadas criminalmente, por unos delitos menores. La sociedad española, cree ADICAE, no se merece eso”, ha afirmado Pardos.

VOLVER