Mostrar opciones
HIPOTECAS22/03/2018

ADICAE advierte de los abusos ligados al crecimiento de las hipotecas a tipo fijo y “mixto”

Las hipotecas siguen aumentando en número e importe expresando el interés de la banca y diversos sectores en la vuelta a la burbuja hipotecaria-inmobiliaria (el importe medio ha aumentado más de un 20% desde 2014).

Los intentos por reactivar la contratación hipotecaria siguen obviando la necesaria solución a los innumerables abusos a los consumidores como las cláusulas suelo, los intereses de demora, el vencimiento anticipado o el control de transparencia en la contratación masiva.

El incremento del número de las hipotecas contratadas, unido a que según el INE ya sean 4 de cada diez hipotecas las que se constituyen a tipo fijo (en un momento en el que el Euribor se mantiene en valores negativos) y a los datos que expresan que la banca está impulsando el paso de hipotecas a tipo variable a tipo fijo y mixto (en enero casi 3.000 hipotecas variaron su tipo de interés en este sentido) refuerzan la necesidad de reorientar el proyecto de Ley de Crédito Inmobiliario que actualmente se tramita en el Congreso de los Diputados.

Como ya destacó ADICAE en el primer debate que las Cortes abordaron al respecto, el proyecto preparado por el ya exministro De Guindos junto con la banca sólo beneficia a las entidades financieras y en ningún momento vela de manera eficaz por los intereses de los consumidores. Además de múltiples medidas contrarias a los hipotecados, pretende reorientar el mercado hacia las hipotecas a tipo fijo, en línea con lo que el sector bancario está haciendo ya de facto, algo que en la coyuntura actual de tipos y con prácticas como las de las hipotecas “a tipo mixto” (10 años con tipos fijos a 21 veces el Euríbor actual y el resto del plazo a diferenciales arbitrados exclusivamente por la banca) constituye un nuevo abuso a los consumidores.

ADICAE destaca que es más importante que nunca cambiar el proyecto de ley, que de aprobarse supondría empeorar la situación del consumidor, ya de por sí injusta. Por ello la Asociación trasladó a los diferentes grupos parlamentarios una batería de propuestas de enmiendas, muchas de las cuales han sido recogidas y serán objeto de debate en la Comisión de Economía del Parlamento.

VOLVER